sábado, 28 de enero de 2012

EL ESPÍRITU SANTO Y EL OTRO CONSOLADOR
Por Christopher Leal
2012 (Actualizado el 31/07/2013)
Santiago Chile

Para descargar este estudio en formato PDF haga clic AQUÍ con el botón derecho del mouse y seleccione "Guardar como..."
¿PUEDE SER EL ESPÍRITU SANTO UNA PERSONA?
Para poder contestar a esta pregunta primero debemos saber que el Espíritu santo es el Espíritu DE Dios. Es decir que procede y es propiedad de él, y eso lo confirma la misma palabra “DE”, la cual indica procedencia.
Pero eso que procede de Dios ¿Será una persona divina o algo impersonal? Pues para poder saberlo deberíamos examinar la prueba más concreta y fidedigna de todas que es la etimología de tal palabra. Según el Diccionario strong, la palabra Espíritu en Hebreo (numero h7307) es Ruaj y en griego (numero g4151) es Pnúma. Y significan: aliento, espíritu, espiritual, viento. Pues bien, según todas las traducciones que tiene esta palabra, nada indica a una personalidad, sino más bien, a una energía. No por casualidad nosotros también tenemos un espíritu, y ese espíritu es la energía activa que está dentro de nosotros, la cual nos da la vida (Jn.6:63), y obviamente que NO SE ESTA REFIRIENDO A UNA PERSONA más dentro de nosotros, sino más bien, a nuestra energía vital, así como un aparato electrónico que necesita energía para poder funcionar, nosotros necesitamos ese Ruaj y sin el estamos muertos (Stg.2:26). Dios también tiene un Ruaj y todos concuerdan que es el Espíritu santo, ahora bien, las Iglesias Trinitarias afirman que ese Ruaj es la tercera persona de una llamada Santísima Trinidad y para demostrarlo citan ciertos pasajes bíblicos que según ellos demuestran  su personalidad. Veamos algunos:
Gál. 4:6 "Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: !!Abba, Padre!".
Ro. 8:26 "Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles".
Hch. 5:3 "Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?".
Jn. 15:26 "Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí".
Ro. 8:14 "Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios".
Hch 16:6 "Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el Espíritu Santo hablar la palabra en Asia".
Jn. 16:13 "Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir".
Hch. 13:2 "Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado".
Is. 63:10 "Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su santo espíritu; por lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleó contra ellos". 
Mt. 12:31 "Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada"
Ellos argumentan que como el Espíritu santo clama, nos ayuda, intercede, se le puede mentir, da testimonio, guía, prohíbe, oye, manda, se le puede hacer enojar, se le puede blasfemar, etc. entonces él es una persona, pero ¿será correcta esa interpretación?, ¡por supuesto que No!, y vamos a demostrar por qué. Pero para ello analicemos los siguientes pasajes:
Is. 24:23 "La luna se avergonzará, y el sol se confundirá,...".
1Co.2:13
Gn 4:10 "Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra".
Ro. 7:11 "porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y por él me mató".
Hab 2:11 "Porque la piedra clamará desde el muro, y la tabla del enmaderado le responderá".
Lc. 19:40 "Él, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían".
Pr. 1:20 "La sabiduría clama en las calles, alza su voz en las plazas"
Pr. 8:1 "¿No clama la sabiduría, Y da su voz la inteligencia?".
Núm. 16:32 "Abrió la tierra su boca, y los tragó a ellos, a sus casas, a todos los hombres de Coré, y a todos sus bienes".
Sal. 65:13 "Se visten de manadas los llanos, Y los valles se cubren de grano; Dan voces de júbilo, y aun cantan".
Sal. 96:12 "Regocíjese el campo, y todo lo que en él está; Entonces todos los árboles del bosque rebosarán de contento".
Sal. 98:8 "Los ríos batan las manos, Los montes todos hagan regocijo".
Sal. 114:3-4 "El mar lo vio, y huyóEl Jordán se volvió atrás. Los montes saltaron como carneros, Los collados como corderitos".
Is. 14:8 "Aun los cipreses se regocijaron a causa de ti, y los cedros del Líbano, diciendo: Desde que tú pereciste, no ha subido cortador contra nosotros".
Ez. 6:3 "Y dirás: Montes de Israel, oíd palabra de Jehová el Señor: Así ha dicho Jehová el Señor a los montes y a los collados, a los arroyos y a los valles: He aquí que yo, yo haré venir sobre vosotros espada, y destruiré vuestros lugares altos".
Hab. 3:10 "Te vieron y tuvieron temor los montes; Pasó la inundación de las aguas; El abismo dio su voz, A lo alto alzó sus manos".
Stg. 3:11 "...ni mintáis contra la verdad".
Lv. 17:11 "...y la misma sangre hará expiación de la persona".
1Jn. 5:8 "Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan".
Como pueden darse cuenta en todos los pasajes que se han citado, la luna se avergüenza, el sol se confunde, la sangre clama, el pecado engaña, la piedra clama y la tabla contesta, la sabiduría clama y alza su voz, los montes temen, se le puede mentir a la verdad, el agua y la sangre dan testimonio, etc. y como todos nosotros sabemos, ni las piedras, ni la luna, ni la sangre, ni la sabiduría, etc. son personas, lo que pasa es que la biblia utiliza muchas veces la personificación, (aplicar atributos personales a cosas impersonales). Unos ejemplos básicos de Personificación:
La biblia dice...La radio dijo esto...La comida (o almuerzo) me ayuda...Mi cuerpo está cansado...Mi corazón esta triste...Mi Estomago me pide...etc.
Por lo tanto es absurdo dar ese argumento con la intención de demostrar que el Espíritu santo es la tercera persona de la trinidad, porque sencillamente es personificado en la biblia.
Ahora bien, al creer ellos que el espíritu santo es la tercera persona de la trinidad, caen en un peligroso Error doctrinal y es el acto de ADORACIÓN al Espíritu santo de Dios, tal como se enseña en el Credo Niceno Constantinopolitano de la iglesia católica, redactado en el año 325 D.C.
"Creemos en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria"
Esta doctrina se enseña particularmente en todas las iglesias Evangélicas, protestantes, anglicanas, ortodoxas, bautistas, etc. En todas aquellas organizaciones se enseña la Trinidad y que el espíritu Santo de Dios recibe adoración y gloria. Pero la pregunta que yo hago es la siguiente: ¿Se enseña eso en la biblia?, ¡Por ninguna parte!, NO EXISTE ABSOLUTAMENTE UN PASAJE BÍBLICO DONDE SE ENSEÑE TAL DOCTRINA. Jesús nos trajo una doctrina proveniente del padre, pues él dijo "Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió". (Jn.7:16) y la trinidad Jamás fue parte de su enseñanza, y "Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas". (1Ti.6:3-4). Jesús enseñó bien claro en Juan 4:23-24 a quien debemos de adorar.
"Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores ADORARÁN AL PADRE en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren".
Como pueden ver, Jesús enseño bien claro que los verdaderos adoradores ADORAN AL PADRE  en espíritu y en verdad y si usted pretende ser un verdadero adorador debe obedecer a Jesús (Heb.5:9) y adorar solamente al PADRE, y no debe adorarlo a él, ni tampoco al espíritu santo, ya que si los verdaderos adoradores ADORAN AL PADRE entonces otro tipo de adoración es falsa, y solamente debemos de conformarnos a las sanas palabras de nuestro señor Jesús (1Ti.6:3-4).
Si usted actualmente practica esta adoración Falsa hacia el espíritu de Dios, debe tener en cuenta que cada vez que lo haga, usted va a estar haciendo algo que jamás hicieron los apóstoles, ni Jesús, y que jamás enseñaron. Usted jamás va a encontrar un pasaje bíblico donde algún cristiano de aquel tiempo rindiera culto al espíritu santo, ni honrara, ni glorificara, ni mucho menos adorara. ¿Y por qué?, pues simple, porque para ellos jamás fue una persona, si no el poder divino o la energía activa de Dios, tal como enseño Jesús. "He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto". (Lc.24:49), y ¿Cual era esa promesa?, pues el espíritu santo, cuando llego en el día de pentecostés: "Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el espíritu santo…"(Hch.1:8). Fíjense que el mismo Jesús dijo que la promesa de su padre en aquel día de pentecostés sería una investidura de poder, lo cual obviamente es confirmado. Entonces se demuestra de forma clara que el espíritu santo es una energía, tal como lo demuestra su etimología.
DESDE GÉNESIS SE DEMUESTRA QUE EL ESPÍRITU
SANTO ES ALGO Y NO ALGUIEN
Los trinitarios suelen citar Génesis 1:2 con la intención de demostrar que el Espíritu santo es la tercera persona de la Santísima trinidad, por el solo motivo de que dice que "el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas". Dicen que de alguna manera estuvo involucrado en el acto de la creación, pero vamos a ver la falsedad de ese argumento analizando el contexto desde el primer verso.
Génesis 1:1 "En el principio creó Dios (Elohim) los cielos y la tierra".
Como podemos ver en el primer versículo se habla de la creación de ELOHIM, que como sabemos hace referencia a una sola persona (por la sintaxis en singular), aunque la palabra Elohim sea plural, más que “cantidad de personas” indica majestad, así como por ejemplo en Éxodo 7:1 cuando a Moisés se le llama Elohim y que como sabemos, él No es ninguna pluralidad de DIOSES. Pues bien, esto demuestra que la aplicación de tal palabra, Elohim, depende del contexto, así que cuando en Gén.1:1 se está hablando de que Elohim "CREO los cielos y la tierra", se está refiriendo nada más y nada menos que a Dios (singular), como correctamente es traducido en todas las versiones. Sin embargo, los pobres trinitarios desviados dicen que esta refiriéndose a su santísima trinidad. Esto no tiene ninguna lógica porque la palabra ELOHIM no tiene nada que ver con la trinidad, ya que el significado de trinidad es: “un Dios (ELOAH) que está compuesto por tres seres divinos”, y en este caso, ELOHIM cuando indica cantidad de personas se está refiriendo literalmente a Dioses. Y como ya hemos visto antes, eso lo indica la sintaxis, es decir, que en el contexto, los artículos y verbos señalan el número gramatical (plural o singular). Pues bien, esto NO INDICA, que Jesucristo no haya participado en el acto de la creación como lo aclara muy bien el N.T. en estos pasajes: (1 Co. 8:6, Heb.1:1-2, Jn. 1:3,10, Col. 1:16), lo que sucede es que del padre PROCEDE TODO, como dice claramente (1Co.8:6), ya que por su voluntad existen todas las cosas y fueron creadas (Apo.4:11), y Jesucristo es simplemente el mediador por el cual el padre creo todo, y como podemos ver ¡Aquí hay solamente DOS personas involucradas en el acto de la creación! ¡¡NINGUNA TERCERA PERSONA DIVINA PARTICIPÓ EN LA CREACIÓN!!, ya que el Espíritu santo se menciona en el segundo verso de Génesis capitulo uno. Analicémoslo atentamente:
Génesis 1:2
"Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y EL ESPÍRITU DE DIOS se movía sobre la faz de las aguas".
Como pueden ver en este texto, se habla consecutivamente de tres cosas, enumerémoslas:
1. La tierra estaba desordenada y vacía.
2. Las tinieblas estaban sobre la faz del abismo.
3. EL ESPÍRITU DE DIOS se movía sobre la faz de las aguas.
Como ustedes saben, la tierra no es una persona, Las tinieblas que estaban sobre la faz del abismo tampoco, ¿y el Espíritu santo?, ¿Que creen?, pues obvio que No. El hecho de que se digiera que el Espíritu de Dios, es decir, El Ruaj proveniente de Dios se movía no significa que sea una persona, ya que la palabra hebrea traducida por espíritu puede significar también viento, soplo o aliento, incluso algunos intérpretes consideran que la parte final de este versículo significa: un fuerte viento que iba y venía sobre las aguas. Entonces el espíritu de Dios se movía con similitud a como se mueve el viento.
EL “OTRO CONSOLADOR” ES EL MISMO JESÚS Y EL PADRE MORANDO EN NOSOTROS POR MEDIO DE SU ENERGÍA
Los trinitarios siempre citan el pasaje de Juan 14:16 con la intención de demostrar que el Espíritu santo es la tercera persona de la santísima trinidad, pero vamos a analizarlo.
Juan 14:16-17 "Y yo le pediré al Padre, y él les dará OTRO Consolador para que los acompañe siempre."
La pregunta que debemos hacer es la siguiente: ¿El espíritu santo nos ayuda? Pues claro que si, ya que la palabra que aparece en los manuscritos del griego koiné es parakletos que significa ayudante o consolador, pero ¿porque se le llama OTRO Consolador?, pues simplemente porque está siendo personificado, y para entenderlo mejor veamos un ejemplo de personificación muy similar en la biblia leyendo el siguiente pasaje:
Mateo 6:24 "Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará AL OTRO, o estimará al uno y menospreciará AL OTRO. No podéis servir a Dios y a las riquezas".
Como podemos ver en este pasaje se está hablando de dos señores, Dios y las riquezas, pero ¿Como puede ser las riquezas un señor?, pues simple, porque está siendo personificada, y no solo eso, además se le está comparando con OTRO Señor que es Dios, ya que dice: "Ninguno puede servir a dos señores...No podéis servir a Dios y a las riquezas". Dios (persona) y las riquezas (personificada), y fíjense además que la palabra OTRO subrayada en este pasaje es la misma que aparece en Jn.14:16, por lo tanto cuando Jesús dijo: "...OTRO Consolador...", de ninguna manera estaba enseñando que el Espíritu santo sea una persona si no que lo estaba personificando, pues Jesucristo era un consolador, y cuando se fuera dejaría al Espíritu de Dios que nos consolaría, o ayudaría también. Jesús (persona) y el Espíritu Santo (personificado). 
Ahora bien, si continuamos leyendo desde el v.17 al 26 nos daremos cuenta de a lo que se estaba refiriendo Jesús con el “otro consolador”. Analicémoslo:
17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros
Fijémonos en dos cosas; primero, Jesús afirma a sus discípulos que ya conocen al espíritu santo, y es por el hecho de que (en tiempo presente) ya moraba con ellos, segundo, Jesús les afirma que estará (en tiempo futuro) con ellos, ¿Qué quiere decir esto? Pues sigamos leyendo, y lo entenderemo.
18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.
Como se pueden dar cuenta el que habría de venir es él mismo Jesús, vendré a vosotros (en tiempo futuro). Y aunque yo sé que muchos me dirán que aquí se estaba refiriendo a su segunda venida, si nos fijamos en el contexto general nos daremos cuenta de que se estaba refiriendo a otro tipo de venida, sigamos leyendo.
19 Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.
20 En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.
En aquel día en que el Espíritu santo de Dios venga, o sea en el día de pentecostés (Hch.1:8) se habla de Dios (mi Padre), los discípulos (vosotros), y de Jesús (yo). Y como pueden darse cuenta no se habla de ninguna otra persona más, es decir que NO se habla del Espíritu santo por ninguna parte. El pasaje No dice: "conoceréis al Espíritu Santo", y eso que en aquel día iba a llegar el Espíritu Santo. Más bien dice: "conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros". Esto deja definitivamente claro que el Espíritu santo no es una persona.
21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.
Fíjense que los que guardan sus mandamientos serán amados por el padre y por el hijo, es decir, dos personas. No se habla de ninguna tercera persona divina por ninguna parte.
22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?
23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.
Observen, quienes iban a morar en los discípulos de Jesús, eran el padre y el hijo, y la pregunta que yo hago es la siguiente: ¿porque se ignora la supuesta tercera persona divina?, y la respuesta es muy simple, si se dan cuenta, los que moran realmente en el creyente son el padre y el hijo pero por medio de su poder o energía que obviamente es el Espíritu santo, "El espíritu de Dios y de cristo" (Ro. 8:9), que no es de ninguna manera una tercera persona divina, por que si lo fuera, Jesús abría dicho bien claro que morarían los tres en ellos, pero Jesús no dijo eso por ninguna parte, por lo contrario, dijo que morarían dos personas, el padre y el hijo, lo cual se efectuaría por medio de su energía (Ruaj). La biblia no se contradice, pues todo tiene sentido. ¿A caso Jesús y el padre iban a morar de forma física en los creyentes?, pues claro que No, lo iban a hacer por medio de su energía o poder que es el Espíritu santo.
24 El que no me ama no guarda mis PALABRAS; y la PALABRA que habéis oído no es mía, sino Del Padre que me envió. ¿De quién es la PALABRA? Pues lo dijo bien claro Jesús, es Del Padre. Entendiendo esto, sigamos viendo el contexto.
25 Os he dicho estas cosas estando con vosotros.
26 Pero el Consoladorel Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho.
Como podemos ver acá, se está hablando del espíritu Santo y dice que nos recordará las PALABRAS de Jesús, pero ¿de dónde provienen estas palabras?, pues Del Padre. Lo que pasa es que el Espíritu santo está siendo nuevamente personificado acá, ya que dice que les enseñará y recordará, así como la biblia dice por ejemplo que la sangre clama, la sabiduría grita por las calles, las piedras hablan, etc. El espíritu Santo aquí está siendo personificado claramente, pues el que iba a recordar las cosas era el padre pero por medio de el Espíritu Santo, o sea su energía, su Ruaj, pues como dice bien clarito el V. 24 "...la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió"Por lo tanto, EL ESPÍRITU SANTO ESTÁ SIENDO PERSONIFICADO, YA QUE POR EJEMPLO CUANDO UNO DICE: "LA RADIO DIJO", ESTAMOS PERSONIFICANDO LA RADIO PERO ¿QUIEN DIJO EN REALIDAD?, PUES EL LOCUTOR DE RADIO, Y LO MISMO PASA CON EL RUAJ DE DIOS.
MENTIR AL ESPÍRITU SANTO
Uno de los pasajes que suelen citar siempre estos trinitarios es el pasaje de Hechos 5:3-4
"Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?. Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios".
El primer argumento que dan con este pasaje es el siguiente: "El Espíritu santo es una persona porque se le puede mentir". 
Bueno, vamos a ver que ese argumento es totalmente falso ya que la biblia lo que hace es (como se ha explicado anteriormente) personificar al Espíritu de Dios, como por ejemplo Santiago 3:11 dice: "no mintáis contra la verdad". Solamente un torpe podría interpretar este pasaje diciendo que la verdad es una persona.
El segundo argumento que dan con este pasaje es el siguiente: "como mentir al Espíritu Santo es mentir a Dios entonces el Espíritu Santo es Dios".
Vamos a ver que esta es una estupidez más, ya que mentir al espíritu de dios es mentir al Dios padre, por que es el Espíritu de Dios. Por ejemplo Jesús dijo en Mt 10:40 que "el que recibe a sus discípulos le recibe a el", ¿Significa esto que Jesús y sus discípulos son la misma persona?, pues obvio que No. 
Mentir al espíritu de Dios es mentir a Dios, porque es su Espíritu, así de simple.

LA BLASFEMIA CONTRA EL ESPÍRITU SANTO
Los trinitarios siempre citan el pasaje de Mateo12:31-32 argumentando lo siguiente: "Los que enseñan que el Espíritu santo es el poder de Dios y No es la tercera persona de la trinidad están blasfemando contra el y no serán perdonados por Dios".
Para responder a este típico argumento falso esgrimido por estos apostatas vamos a leer en el contexto de Mateo 12, desde el versículo 27 hasta el 28:
27 Y si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.
28 Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.
Pues bien, esta misma historia aparece en Lucas 11, leamos del versículo 19 al 20:
19 Pues si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿vuestros hijos por quién los echan? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.
20 Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.
Como pueden ver en el versículo 28 de mateos 12 Jesús dijo: "...por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios..." y en el versículo 20 de Lucas 11 Jesús dijo: "...por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios...". ¿Qué pasa? ¿El dedo de Dios es el espíritu de Dios?, ¡No! El dedo de Dios es el poder de Dios. Así mismo el Espíritu santo es el poder de Dios y como dice Mateo 12:31-32, la blasfemia contra el poder de Dios (El espíritu santo) no será perdonada ni en este siglo, ni en el venidero.
EL ESPÍRITU SANTO TODO LO ESCUDRIÑA
Este argumento también es bastante famoso, ya que muchos citan el pasaje de 1Corintios 2:10, e donde se dice que “El Espíritu santo todo loe escudriña”, para así, según ellos, demostrar que el espíritu santo es una persona. Pero leámoslo hasta el versículo 13, examinándolo detenidamente.
(V.10) Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.
Como pueden ver, aquí se dice que Dios nos revela a nosotros lo que está escrito (v.9), por el espíritu santo, es decir, que el Espíritu santo es un “medio”. Luego dice que este mismo espíritu “todo lo escudriña”. ¿Qué quiere decir esto? Pues sigamos leyendo los siguientes versículos, y así lo entenderemos.
(V.11) Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.
Como pueden ver acá, se está hablando del espíritu del hombre, en contraste con el espíritu de Dios. Se dice que el espíritu del hombre sabe las cosas del hombre, en otras palabras, según el contexto, ese espíritu todo lo escudriña. Es por ello que el apóstol pablo da este ejemplo. Luego se dice que el espíritu de Dios conoce las cosas de Dios, de la misma forma que sucede con el hombre. Como podemos ver, esto es una clara personificación, tanto del espíritu del hombre, como del espíritu de dios. Y si el espíritu del hombre NO ES UNA PERSONA, el espíritu de Dios tampoco debería serlo.
(V.12) Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,
Como pueden observar acá, hay otro contraste, el espíritu del mundo, y el espíritu de Dios. El espíritu del mundo no es una persona, por lo tanto, el espíritu de Dios tampoco debería serlo.
(V.13) lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
Como pueden ver acá, hay otra clara personificación, ya que se contrasta, las palabras enseñadas por “la sabiduría humana”, con las enseñadas por el espíritu de Dios. ¿Que a caso la “sabiduría humana” es una persona? ¡Pues obvio que No!, así tampoco, el espíritu de Dios.
La doctrina de que el Espíritu de Dios es una tercera persona divina es una doctrina totalmente falsa y Diabólica. Esto fue predicho por el apóstol Pablo en 1Timoteo 4:1
"Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios".
Gracia y paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario